Dieta mediterránea en nuestro restaurante en Palma | Forn de Sant Joan

Los secretos de una dieta mediterránea en nuestro restaurante en Palma

restaurante-palma-dieta-mediterranea

La cultura e identidad de una región se determina por muchos factores. La gastronomía juega un papel clave en la construcción de una sociedad. Los alimentos, la manera de cocinarlos y los hábitos de consumo se ponen al mismo nivel que la literatura, la música y la educación de ese país. Desde hace ya muchos años, es sabido que, en los países del sur de Europa, como pueden ser España, Grecia, Italia o Portugal, la dieta y costumbres alimentarias rozan la recomendación perfecta de muchos nutricionistas y médicos. La dieta mediterránea es la referencia que todo el mundo debe saber para comer bien y llevar unos hábitos saludables. En Forn de Sant Joan, tu restaurante en Palma, apostamos firmemente por esta dieta y la implementamos en nuestros platos. Por ello, en este artículo vamos a desvelarte algunos secretos de la dieta mediterránea y por qué es tan singular y reconocida.

 

¿Qué es la dieta mediterránea?

Esta dieta, que forma parte de la cultura de las Islas Baleares, se fundamenta por incorporar un alto consumo de verdura, fruta, legumbres y frutos secos; el pan y sus derivados; el aceite de oliva como grasa principal e imprescindible en la mayoría de los platos y el consumo regular de vino y vinagre. A todo esto, hay que sumarle la práctica de ejercicio físico y el clima de los países colindantes con el mar Mediterráneo. Una combinación cargada de beneficios para la salud.

El chef ejecutivo y creativo de Forn Projects, Tito Verger, destaca la variedad del Forn de Sant Joan. “Tenemos un rodaballo que lleva un risotto de burrata que gusta mucho; unas croquetas de carrillera muy melosas y una presa ibérica muy mediterránea con ingredientes mallorquines como albaricoques que maceramos con especias y sobrasada de porc negre”, comenta. “El Forn Sant Joan es mediterráneo puro y elaborado”, concluye.

 

restaurant-palma-mediterranean-diet-2

 

La pirámide de la vida saludable

La UNESCO inscribió la dieta mediterránea como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2013. Con el término internacionalizado, podemos mencionar uno de los gráficos más repetidos cuando se aspira a la excelencia alimentaria: la pirámide nutricional. En ella se asientan las bases de la importancia de cada uno de los alimentos y la frecuencia con la que se deben consumir, ya sea en cada ración, al día o semanalmente. La pirámide recoge en su base los alimentos que se deben tomar en cada una de las raciones. Con el agua como máximo protagonista de lo esencial en cada comida (recomendándose entre un litro y medio y dos al día), se aconseja comer dos raciones de verdura y entre una y dos de fruta en cada comida. Además, se debe añadir el aceite de oliva, el pan, la pasta, el arroz o los cereales (mejor integrales) al plato.

En el siguiente escalón de la pirámide, encontramos los alimentos que se deben consumir cada día, pero no en cada comida. Estos son los lácteos, que se recomiendan bajos en grasas y en una cantidad de dos raciones al día, los frutos secos y las especias, siendo estos consumidos de una a dos raciones al día.

En el último escalón, y no por ello hay que demonizar estos alimentos (son buenos con moderación), hallamos la carne blanca, el pescado y el marisco, con dos raciones a la semana; los huevos, de dos a cuatro raciones, y las legumbres, con dos raciones o menos; las patatas, con tres raciones o menos y la carne roja, con dos raciones o menos y la procesada, con una o menos. En el pico de la pirámide, y a evitarlo a ser posible, encontramos los dulces.

La carta de Forn de Sant Joan aúna equilibradamente estos ingredientes en una oferta gastronómica basada en suculentas tapas y elaborados platos principales a partir de pastas, carnes y pescados en una fusión entre las culturas del mundo y la mediterránea.

 

Prueba la dieta mediterránea en nuestro restaurante en Palma

Con este decálogo y manteniendo un día a día activo, la dieta mediterránea se convertirá en tu aliada para llevar una vida sana y saludable. En Forn de Sant Joan cocinamos con productos locales, que vienen del mar Mediterráneo y de las costas de Mallorca. Creemos que la dieta mediterránea es un punto de partida gastronómico de referencia. Así pues, apostamos por ella y fusionamos su esencia con otras culturas. Si quieres disfrutar de los secretos de la dieta mediterránea, Forn de Sant Joan es la decisión óptima. No lo dudes: ¡Reserva ya en nuestro restaurante en Palma y déjate llevar por el gusto de tu cultura!